Pastas italianas

La Pasta Italiana es un símbolo identitario del “Bel Paese” (Italia), representa la unidad cultural de todo un país, rica y diversa.

Porque hablar de Italia es recordar una buena pasta y comer una buena pasta es volver a Italia.

En Italia existen más de 360 formatos de pasta, con usos que varían según la región y su historia.

En Casa Longini colaboramos con Pastifici Artesanali (Productores de Pasta Artesanales), y hemos seleccionado lo mejores formatos y las pastas más deliciosas, de diferentes regiones.

Conoce y disfruta de nuestra selecta Pasta Artesanal 100% Made in Italy: Pasta Seca, Pasta Fresca, Pasta al Huevo, Pasta Integral, Pasta Biológica y Pasta de Legumbres (Algunas Pasta sin Gluten).


¿Por qué elegir una Pasta Italiana Artesana?

Decir que una Pasta Artesana es mejor que una pasta convencional o industrial, es fácil, pero como dijo Santo Tomás: Ver para creer; pero en este caso: Probar para creer, nada convence más y mejor que probándola. Pero por si acaso, aquí te dejamos tres razones del porqué.

Calidad de las materias primas

Italia es un país reconocido en todo el mundo por su gastronomía, en donde los productos más emblemáticos son la pasta y la pizza; platillos que requieren harinas y, por tanto, de trigo.

La cultura e historia italiana han empujado a desarrollar avances tecnológicos en esta dirección, para la creación de granos y, por tanto, de harinas, que tiene un único objetivo: Hacer pasta, pastas con toda la calidad Made In Italy.

Además de la pasta, cuenta con otros productos excepcionales para rellenar o acompañar como: quesos, embutidos, carnes o salsas.

Respeto a los procesos y tiempos

Respetar los procesos y los tiempos de producción es otro elemento clave para conseguir una pasta italiana de calidad.

La molienda del grano, la trafilatura al bronce, la temperatura y el tiempo de secado son importantísimos.

La Molienda del Grano debe de ser idealmente en piedra o en su defecto a bajas temperaturas, esto para conservar mejor las propiedades y nutrientes del grano, al mismo tiempo de mejorar las cualidades organolépticas.

La Trafilatura al Bronzo permite obtener una pasta más rugosa, que hace posible liberar más almidón durante la cocción, una mayor absorción de las salsas e ingredientes que la acompañan, potenciando así el sabor de los platillos.

Igual de importante es el Secado de la Pasta, este debe de ser a baja temperatura, entre los 40 y 60 ºC, lo que implica un secado lento, que puede durar hasta 25 horas, a diferencia de las técnicas industriales que se hacen en menos tiempo a 100 ºC, pero que afectan las cualidades organolépticas y destruyen sus nutrientes de la pasta.

Pasión por la Tradición

A finales del siglo pasado Italia se revela al Fast Food, tendencia mundial que premiaba la velocidad, surgiendo movimientos como Slow Food, nacido en Italia y extendido hoy en día en todo el mundo.

En esa ola surgieron empresas artesanas que, no perseguían la producción de pasta a gran escala en poco tiempo, sino más bien, un producto que premiara la calidad y respetara la tradición, lo que resulto siendo una gran apuesta.

Hoy en día Italia cuentan con una gran cantidad de Pastifici Artesani, productores de pasta artesanos, que se han especializado en producir Pasta Italiana Artesanal, capaz de transmitir la cultura e historia de Italia.